Si, justo así, hola mundo!, tal y como dice la entrada por defecto que viene incluida al instalar un WordPress en tu hosting. Hola mundo, porque es la primera vez que escribo un blog, y ¿qué voy a escribir?, entre otras historias relacionadas con diseño e ilustración (que es lo mío) pues lo primero contarles cómo ha sido mi experiencia instalando éste ya tan famoso, versátil pero no muy intuitivo gestor de contenidos del cual siempre había estado un poco reacio a dejarme seducir. En fin, no ha sido tan grave como esperaba. Claro! he de decir que recibí ayuda, no tenía la más mínima idea de por donde empezar y quería hacerlo por mi cuenta. Lo primero fue dejarme llevar por la belleza de una basta galería de plantillas webs, específicamente las de Envato, luego de mirar y mirar di con una que me convenció, sencilla, minimalista, elegante (como yo :), pero tenía un problema, no tenía idea de cómo instalar dicha plantilla. Si, si, sé lo que estarán pensando, cómo es posible que un diseñador gráfico hoy día no sepa instalar una plantilla de wordpress, en realidad nunca me he entendido bien con el diseño web, soy de la vieja escuela, de cuando el diseñador diseñaba y el programador hacía páginas web, soy fan y defensor de la frase “zapatero a su zapato”. Mi proveedor de hosting me lo puso muy fácil para instalar wordpress con un par de clics fue para mi la gloria, pero me duró poco. No pude de ninguna forma posible instalar la plantilla. Por lo que acudí a Envato nuevamente, ya que disponen de un servicio de instalación de plantillas wordpress (la que le he comprado a ellos claro está) por 50€, una vez realizado el pago, me contactaron vía email, me pidieron datos de mi hosting y ftp, y en media hora ya tenía la plantilla instalada y activa. Genial. de aquí en adelante no recibí más ayuda que la de los grandiosos tutoriales de Youtube.